Anuncio del Diplomado Ética y Comunidad en el Judaísmo, Cristianismo y el Islam

Cuando conozco a alguien no me importa
si es blanco, negro, judío o musulmán.
Me basta con saber que es un ser humano.
Walt Whitman


El 28 de septiembre fue una tarde inusualmente lluviosa en el Centro de la Ciudad. La tormenta inició a las 3 de la tarde y aunque amainó por momentos, cuando la mesa de Diálogo estaba por comenzar, la lluvia era tupida. Aún así la Sala de Cine tuvo una nutrida concurrencia. En la mesa, la Lic.. María Teresa Atrián Pineda, Directora de Educación Continua de la Universidad del Claustro de Sor Juana, presentó al Doctor Daniel Fainstein, Rector y profesor de estudios judaicos de la Universidad Hebraica, al Doctor en Historia por la Universidad Complutense de Madrid Jesús de Prado y al Maestro en Historia José Ignacio Cuevas de la Garza.

El Doctor Jesús de Parado, especialista en cuestiones de hebraísmo hispano en España y el Nuevo Mundo, inició la charla con un agradecimiento a los Rectores de las Universidades y a las autoridades de la Universidad del Claustro de Sor Juana. El Doctor Parado y el Doctor Luis Javier López Fajeart se ocuparán de la enseñanza de las cátedras relativas al Islam. Abordarán la pluralidad de los Islames, con la intención de que los alumnos, al final de los módulos que les competen, hayan perdido el miedo al Islam, “si es que venían con alguno”, y que comprendan la contribución de las civilizaciones arabo-islámicas a la gran civilización humana. La idea es explorar juntos las posibilidades de diálogo, partiendo siempre de las fuentes originales, en sus formulaciones diversas. Es importante aclarar que los especialistas del Islam que impartirán el Diplomado no son creyentes de esa fe; la intención no es confesional. El objetivo primordial es que tanto los creyentes en cada una de las religiones o las personas que sólo tengan un interés espiritual, quizá cívico, puedan sentirse reflejados en las discusiones y reflexiones que se propondrán en el Diplomado.

En su intervención el Doctor Daniel Faisntein, Rector de la Universidad Hebraica y profesor de estudios judaicos, expresó su gusto por estar en una casa hermana: la Universidad del Claustro de Sor Juana, y aclaró que el Diplomado pretende analizar el papel de las religiones en la vida pública del siglo XXI. Ningún sociólogo de los grandes pensadores del fin de del siglo XIX comienzos del siglo XX, los padres de la Sociología como Karl Marx, Émile Durkheim, o Max Weber, previó que las religiones ocuparían un espacio tan contundente en la vida social, política, cultural de las sociedades modernas; sin embargo ahora, en todos los sectores, en cada ciudad, sociedad y espacio público, las religiones no sólo no pierden fuerza o impacto, sino que ese impacto se incrementa para bien y para mal, dependiendo de la perspectiva axiológica. No es posible entender el mundo ni la cultura contemporáneos sin tener una visión de las tres tradiciones religiosas: Judaísmo, Cristianismo e Islam. Incluso es importante este conocimiento para abordar los debates acerca de temas tan diversos como el género, las marchas en la Ciudad de México, las discusiones acerca de cuál es el carácter de la familia, de la ética en la vida pública, la política, la violencia, los valores, qué espacio tienen las instituciones religiosas en la vida pública, qué pasa con el laicismo. No hay tema que hoy en día pueda tratarse sin tomar en seria consideración las tradiciones religiosas que operan en esta sociedad. En medio de tantas transformaciones, la gente recurre a sus identidades primordiales, que para muchos, son un anclaje, un marco de referencia para enfrentar un mundo complejo.
El análisis de cada religión se enfocará en el desarrollo histórico y los orígenes, los textos fundamentales, las creencias que se sustentan, la diversidad interna y externa, cómo se celebra la vida en distintas formas, las cosmovisiones, el sentido de la vida colectiva e individual, las festividades centrales, los rituales. Todo desde un marco académico serio.
El sociólogo de las religiones José Casanova plantea el concepto de religiones públicas, frente a las visiones fundamentalistas donde una tradición religiosa quiere imponer a toda la sociedad sus normas, y acuña el concepto de religiones públicas, es decir que las religiones quieren recuperar su voz legítima para el espacio público, reconociéndose como un actor dentro de otros actores, no como el único actor, pero como un actor que tiene derecho a plantear sus propias perspectivas.
El objetivo del Diplomado recalcó el Daniel Fainstein es que expertos que conocen las lenguas, el hebreo, el árabe, el griego, el latín, las lenguas históricas que conocen muy bien los textos, que han dedicado años a estudiar; brindarán una aproximación seria, madura y diversa del papel de las religiones en el mundo contemporáneo.
Hoy en día vivimos, como afirma el sociólogo Zygmunt Bauman, en un mundo donde se ya no existen las comunidades; la desintegración y el individualismo salvaje son las constantes. Para contrarrestar lo anterior, hay un enorme anhelo y búsqueda de identidad, que muchas veces desemboca en la religión.

El Maestro en Historia de México José Ignacio Cuevas de la Garza y el maestro Héctor Conde, tendrán bajo su cargo el módulo de Cristianismo. Luego de celebrar las iniciativa por poner en la agenda este tema, Ignacio Cuevas afirmó que aunque hace algunos años parecía que la religión iría desapareciendo de la esfera pública, hoy es algo tan poderoso que la gente está dispuesta a dejarse matar por sus creencias, a ser mártir, y por desgracia, a matar a otros en nombre de esa religión. Por eso es necesario comprender mejor este fenómeno. Hay dos grandes orígenes religiosos en el mundo, uno es el oriental, en la India, donde surge una visión sin un dios personal: el hinduismo, el budismo. El otro gran foco son las religiones monoteístas, que provienen del padre Abraham, a quien las tres religiones que abordará el Diplomado lo reconocen como el padre de la fe. En este Diplomado, los asistentes se darán cuenta de la inter relación entre el Judaísmo, el Cristianismo y el Islam, cuyos cultos se practican en este país.
El iniciador del Cristianismo fue un ferviente judío, Jesús, quien dijo a sus apóstoles que fueran a todo el mundo a enseñarlos y a bautizarlos. Es una religión que se abre a todo el mundo y en ese transitar se ha topado con distintas culturas, ha incorporado elementos tanto del mundo griego, de los romanos, los germanos, los eslavos. En México la religión tiene demasiados rasgos indígenas que no se pueden negar: danzas, fiestas prolongadas, los atrios. El Cristianismo se ha diversificado en todas las partes del mundo. Incluso en Francia, con su desarrollo cultural, en el siglo XVII con la Edad Moderna, luego con la Edad de la Razón, la Ilustración, la Revolución francesa, la religión sigue vigente. La idea de laicidad, de separar al Estado de la religión surgió desde el momento en que a Jesus se le ofreció ser rey al entrar a Jerusalén el domingo de Ramos, pero él lo rechaza con la frase “mi reino no es de este mundo”. En cambio, Mohamed o Mahoma sí fundó un estado, por lo que en el mundo islámico, no es factible un estado laico.
Estamos en un momento en el cual es importante replantear el papel de las religiones y recordar cómo convivieron en España durante la dominación árabe, tanto el cristianismo como el islam y el judaísmo sin problemas.

A pregunta del público los ponentes afirmaron que se abordarán otros temas importantes para las religiones como el fundamentalismo. Desde un punto de vista académico, los fundamentalistas son reacciones de protesta contra distintos aspectos de la modernidad, el nombre mismo fundamentalismo proviene del protestantismo y proviene de un grupo de hermanos que en los años 1920 se dividieron entre protestantes y conservadores; publicaron un libro que se llama The Fundamentals, Los fundamentos de la fe, en el que apelaban por la perfección absoluta de la Biblia y contra las teorías sociales modernas, estos grupos se empezaron a llamar fundamentalistas. Ahora hay distintas versiones del fundamentalismo dentro de las propias tradiciones religiosas, hay fundamentalismos cerrados, que buscan un aislamiento y preservar su estilo de vida contra las aguas corrosivas de la modernidad, hay fundamentalismos de conquista que se sienten atacados y piensan que hay que atacar para evitar que otro los domine, y hay otros muy violentos como Isis y otros grupos radicales.
A este respecto, el Diplomado abordará el tema de la injerencia de las religiones en el Estado. En opinión de los expositores, los grupos religiosos deben opinar, pero deben ser mesurados.
Otro tema será el matrimonio igualitario que la iglesia católica y evangélica condenan, pero los anglicanos y jesuitas tienen una visión más abierta y tolerante; mientras que en el judaísmo sí se ofician bodas de personas del mismo sexo.

Al finalizar la mesa, la Rectora de la Universidad del Claustro de Sor Juana Carmen Beatriz Lopez-Portillo Romano y el Rector de la Universidad Daniel Fainstein firmaron el convenio de creación del Diplomado Ética y Comunidad en el Judaísmo, Cristianismo y el Islam; previo a lo cual la Rectora pidió un aplauso para honrar el recién fallecido Shimeon Peres, ex presidente de Israel y Primer Ministro, quien creyó posible la construcción de la paz.
La Rectora, en su mensaje, refirió al filósofo judío Emmanuel Lévinas, quien apelaba por el compromiso ético con el otro. La reflexión no debe darse desde la idea del ser, sino desde la idea del otro, con respeto y comportamiento ético. Además, la Rectora compartió un fragmento de este notable filósofo: “Llamamos rostro, la manera en que se presenta el otro al superar la idea del otro en mí, el rostro del otro destruye en todo momento la idea adecuada a mi medida, el rostro es algo que se escapa permanentemente, lo que lo define de manera positiva es el hecho de sustraerse a toda definición, en el otro siempre hay un exceso o una diferencia en relación con lo que yo sé de él. Esta desmesura, este exceso constante del ser apuntado respecto de la intención que lo apunta tiene el nombre de rostro, para salir de sí mismo, hay que perder el poder, porque el otro no se deja asimilar no llega a ser mío y mis experiencias no son todas ellas las peripecias de un retorno obligado a mi isla natal. Contemplo el rostro pero no lo absorbo, maravillosa impotencia, sin la cual la vida, aun las más extravagante tendría la monotonía de un viaje de uno mismo a sí mismo”.

La Rectora Carmen Beatriz Lopez-Portillo Romano afirmó que es necesario abrir canales de diálogo y comprensión; hacernos responsables del rostro del otro, sin poseerlo, dominarlo, manipularlo ni mentir, simplemente respetar y hacernos responsables.

El Diplomado Ética y Comunidad en el Judaísmo, Cristianismo y el Islam está dirigido a cualquier interesado en obtener una perspectiva innovadora plural, académica a un tema tan relevante como la fe y la ética en las tres tradiciones monoteístas de occidente.


El Diplomado se llevará a cabo en la Universidad del Claustro de Sor Juana, del 2 de febrero 2017 al 25 de mayo 2017.

Informes para el Diplomado Ética y comunidad en el Judaísmo, el Cristianismo y el Islam:
Teléfono: 5130.3300: Exts. 3330, 3332 y 3333.
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Lunes a viernes, de 9:00 a 17:00 horas; sábados, de 9:00 a 13:00 horas.
Izazaga 92, Centro Histórico, 06080, CDMX